5 abr. 2019

Ya tenemos elecciones a la vista...


Casi no quiero pensar en las próximas elecciones que nos llegan a nuestro país y a Europa.
Cuando fui a votar por primera vez lo hice ilusionada de verdad, creía en la raza humana y en los principios en que fui educada por mis padres.
Dejando aparte a quiénes voy a votar -que serán los de siempre- lo de la pre-campaña está siendo de traca, sobre todo por los políticos que tienen "trapos sucios" que lavar y que aparecen con pieles de corderos llenas de agujeros putrefactos.
El caso de mi comunidad autónoma, donde ya se ha instalado una especie de coalición de derechas, es para escribir al menos un monólogo humorístico.
Resulta que como apliquen las medidas programáticas estos grupos, la mayoría de votantes se dará cuenta de lo que es capaz esa derecha rancia y no los votarán en las elecciones que se avecinan, así que están pero como si no estuvieran, agazapados detrás de una mesa de despacho esperando a salir triunfantes.
Entonces será el llanto y crujir de dientes.
¡Que dios (o quién proceda) nos coja confesados!

4 comentarios:

  1. Dios o el destino, que somos ateos........

    ResponderEliminar
  2. Mu bien por ese apunte Manuel!!!
    Cuán de acuerdo estoy con vox... otros... con vosotros!!! Es que estornudé mientras escribía!!

    Mil besitos mis chipioneros divinos (Humanos), que seguimos siendo ateos

    ResponderEliminar

El secreto es respeto.