2 feb. 2019

A la vejez, manchas.


Esta mañana me encontré con una mancha nueva en mi piel.
¡No pasa nada, estás viva! me repito por dentro para darme ánimos.
Yo que soy la más coqueta del mundo, veo como el tiempo inexorable va desfigurando mi persona de arriba a abajo.
Los que me quieren dicen no necesitar que yo siga siendo joven para declara su cariño sin condiciones; y yo me lo creo, pero el sentimiento que queda en mí cada vez que me veo en un espejo (si es de cuerpo entero, peor) es de una tristeza angustiosa.
Menos mal que todo lo que has leído anteriormente, se me pasa en poco tiempo, empiezo a mirar que todavía puedo andar bien, leer, manejarme con el teclado, hacer mis comidas...etc.
Me alegro enseguida dándome cuenta de lo afortunada que soy y vuelta a comenzar este día que la naturaleza me brinda.
No sé porqué no quito los espejos de una puñetera vez.

11 comentarios:

  1. Los buenos vinos no por viejos tienen que estar malos Al contrario se mejora con la edad, que es tu caso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos Manuel, anímese usted también a retomar sus blogs. Le deseo lo mejor. Seguramente que por aquí nos encontraremos en alguna otra ocasión.

      Eliminar
    2. No hay mejor belleza que la del alma... No envejece ni se arruga; por tanto lo hay que plancharla.

      Lo mejor de nuestra edad, es que ya aprendimos a querernos como somos, a dejar que nos quieran como somos y a no callar nada, porque así somos.

      Guapa tú y nuestro Manuel... Qué os quiero Chipioneros divinos!!!

      Eliminar
  2. Hola María, por aquí, saludando y dando un paseo por tu blog que ha resultado sumamente grato. Buena tarde.

    ResponderEliminar
  3. Es inevitable no envejecer, pero estamos vivas y eso es maravilloso. Un gusto encontrarte, lindo blog, te dejo saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa me gustaría que fuera siempre mi filosofía de vida, pero me cuesta mucho Sandra.
      Gracias por tu visita.

      Eliminar
  4. A nuestra edad, María, digo mejor A MI EDAD (83), es natural sentir manchas nuevas y demases.Es una buena treta decir que no le damos importancia.

    Gracias por tu visita que me permite conocer a la vez tus páginas en red.

    ResponderEliminar

El secreto es respeto.